Tu IP pública actual es:

44.200.137.63

¿Qué es una dirección IP?

Una IP es una dirección única que tiene cada dispositivo que se conecta a internet, como si de un número de teléfono se tratara.

Sirve para poder identificar cada dispositivo y conectarnos entre nosotros. No pueden haber dos dispositivos con la misma dirección IP, porque entonces no sabrías a quien llamar.

¿Qué diferencia hay entre IP pública o privada?

La IP pública es la dirección con la que nos conectamos a internet y que el mundo ve de nosotros. Si lo hacemos a través de un router, es la dirección del router. Todos los dispositivos (ordenadores, móbiles, tablets, consolas...) conectados al mismo router a través de la wifi, por ejemplo, comparten la misma dirección pública.

Internamente, el router configura unas direcciones privadas, para poder diferenciar y servir a cada dispositivo por separado. A esta IP se la denomina privada, o local.

¿Cómo es una IP (IPV4)?

A día de hoy, el formato de las direcciones IP de uso doméstico es el IPV4.

Cada dispositivo conectado a internet debe tener una IP pública distinta, así pues, se calcularon cuantos dispositivos se podrían conectar alrededor del mundo, y se creó el formato IPV4.

La dirección es un número de 4 combinaciones, en que cada una puede ser un número entre 0 a 255. Por ejemplo  217.126.14.260

¿Qué es el formato de IPV4 y sus limitaciones?

Cuando se gestó el formato estandarizado de IPV4 a finales de los años 80 se calculó que podrían conectarse  4.294.967.296 dispositivos. En ese momento era más que sobredimensionado. Pero el mundo evolucionó y no estaban preparados.

Cuando aparecieron los móbiles, y las lineas de internet (2G, 3G, 4G, 5G). Éstas ya no dependían de un router para conectarse. Por tanto, cada dispositivo se conecta directamente, funcionando como un router portátil. Y cómo ya hemos dicho, cada dispositivo necesita una dirección IP única. Por lo que el  31 de enero del 2011 se terminaron los 4 billones de IPs que el formato IPV4 permitía.

Entonces, si se han terminado, ¿cómo es que nos podemos continuar conectando a internet con nuevos dispositivos?

La solución temporal: La IP estáticas y dinámicas

En el inicio, cuando habían suficientes direcciones IP disponibles para cada persona, siempre tenías la misma IP. Tu IP por más que te conectaras y desconectaras de internet, siempre era la misma.

A partir que se preveyó la escasez de IP, y como solución temporal, mientras se creaba el siguiente protocolo de direcciones (IPV6), se creó una modalidad llamada IP dinámica.

El proveedor de internet compra un paquete 30 IP públicas. A ese paquete de IP, se llama rango.
Pero la realidad es que ese proveedor de internet tiene 50 usuarios. Como sabe que no todos los usuarios están conectados al mismo tiempo, usa esas direcciones entre todos los usuarios, de manera que cuando un usuario se va a conectar a internet, el proveedor le otorga una IP dentro de ese rango. Y cuando deja de usar internet, libera esa dirección, que la podrá usar otro usuario.

De esta manera se soslayan las limitaciones de direcciones IP.

¿Y cuál es la solución a ese límite?

La solución definitiva: El formato IPV6

Ante la necesidad mundial de conectar nuevos dispositivos y el planteamiento de más dispositivos conectados a internet directamente, como robots limpiadores, timbres de las puertas, neveras o enchufes, se crea el formato IPV6.

Su desarrollo empezó en 1998, aunque no es hasta el 2016 que ya se empieza a probar en fase experimental.

Así como estamos acostumbrados a que una IP es  xxx.xxx.xxx.xxx  cuando migremos al protocolo de IPV6 las direcciones serán así  2001:0db8:85a3:0000:1319:8a2e:0370:7344

Su implementación está en proceso y representará un gran cambio. A día de hoy ya tenemos proveedores de internet que ofrecen a los usuarios una doble IP pública. Una con IPV4 y otra con IPV6 para ir implementando el nuevo estándar, y tener compatibilidad con ambos protocolos.

  • No products in the cart.